Coaching para adolescentes y familias

¿Qué es el coaching para familias?

El coaching familiar es un proceso en el que uno o más miembros de una familia se asocian con un coach para abordar objetivos que, en última instancia, mejorarán su dinámica familiar. La dinámica familiar son las interacciones entre los miembros de la familia, cómo se relacionan entre sí y cómo funciona la familia en su conjunto.

Existimos para mejorar la dinámica de una familia, puede ser centrándose en ayudar a los adolescentes, en ayudar con las necesidades de los padres y en trabajar con toda la familia en conjunto.

Cada familia tiene su propia dinámica de grupo y estructuras únicas, ya sea una familia tradicional con dos padres, una familia monoparental, una familia ensamblada, una familia extensa, una familia adoptada o una familia con padres del mismo sexo, estamos aquí para ayudar.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta en el coaching familiar son las necesidades y deseos de cada uno de los miembros de la familia, para facilitar mejor el proceso de coaching.

A menudo, las familias necesitan ayuda, igual que una organización más pequeña. Necesitan comunicarse sobre sus valores, creencias y objetivos compartidos y ver dónde están alineados y dónde pueden estar desincronizados. Existen todo tipo de herramientas que utilizamos para ayudar a las familias a potenciar sus puntos fuertes, así como para ayudar a disminuir el ruido en lo que puede frenar a cada persona a la hora de alcanzar sus objetivos.

¿En qué ayudamos?

Ayudamos a las familias y a los individuos a identificar sus distintos valores, deseos, necesidades y objetivos y a los miembros a idear estrategias para alcanzar estos objetivos, así como a mantenerlos responsables.

Trabajamos para potenciar los puntos fuertes de los individuos y los grupos, así como para llamar la atención sobre las áreas en las que tienen margen de mejora para ayudar a avanzar.

¿Cuáles son los beneficios del coaching familiar?

Piensa en la familia como en una organización. A menudo requiere trabajo para crecer a medida que cambian los individuos y las situaciones.

Algunas de las cosas que pueden abordarse son las siguientes:

  • Capacitación de todos los miembros de la familia
  • Mejora de la comunicación
  • Relaciones más sólidas
  • Aumento del respeto
  • Aumento de la confianza
  • Mayor equilibrio
  • Mayor capacidad para tomar decisiones
  • Mejor gestión del tiempo
  • Mejora de la paz
  • Mejora de la vida cotidiana
  • Resolución de conflictos

¿Qué hacemos y para qué?

  1. Tomar decisiones
  2. Superar retos
  3. Mejorar el autoconocimiento
  4. Desarrollar fortalezas personales
  5. Mejorar la vida personal y las relaciones
  6. Sentir mayor seguridad y confianza uno mismo
  7. Gestión emocional

¿Qué buscan adolescentes y familias en un coach?

  1. Alguien dispuesto a escucharlos, en vez de decirle lo que tiene que hacer.
  2. Un coach que pueda darle una perspectiva diferente
  3. Un apoyo
  4. Alguien en quien pueda confiar
  5. Alguien duro/firme, pero justo
  6. Alguien imparcial